Enseñanzas en nuestro camino...

Iniciación (Bay'ah)

El buscador debe seguir a un maestro perfecto capaz de guiarlo en el camino de Dios, Todopoderoso y Exaltado, e iluminar para el ese camino hasta llegar al estado de aniquilamiento. El buscador debe dar su juramento y su promesa a su guía de aprender de el como dejar de lado sus malos modales y elevarlo a una mejor conducta a fines de llegar al perfecto conocimiento de la espiritualidad. El significado de iniciación y sus condiciones han sido mencionadas en el Sagrado Corán, en la Sunnah del Profeta (saw) y en las vidas de sus Compañeros.

 

"Los que te juran fidelidad, la juran, en realidad, a Dios. La mano de Dios esta sobre sus manos. Si uno quebranta una promesa la quebranta, en realidad, en detrimento propio. Si, en cambio, es fiel a la alianza concertada con Dios, El le dará una magnifica recompensa ".(48-10)

"Cuando concertéis una alianza con Dios, sed fieles a ella. No violéis los juramentos después de haberlos ratificado. Habéis puesto a Dios como garante contra vosotros. Dios sabe lo que hacéis."(16-91)

"Cumplid el convenio pues sobre el convenio se os cuestionara". (17-34)

Vemos que el Corán alienta a la gente a juramentar y a mantener su juramento al Profeta (saw), que los eleva hacia la Presencia de Dios, Todopoderoso y Exaltado. Esa iniciación fue hecha en tiempos del Profeta (saw) y después de tiempos del Profeta (saw).

 

Según la Sunnah del Profeta (saw) el juramento fue tomado por hombres, en grupo o individualmente; por mujeres, en grupo o individualmente; y hasta por niños. Bukhari y Muslim narran que Ibada ibn Samit (R)dijo,

El Profeta (saw) dijo, 'Dadme vuestro juramento de no asociar nada con Dios, no robar, no cometer adulterio, no matar a vuestros niños, no calumniar y no caer en el pecado; y al que mantiene su promesa entonces su recompensa es de Dios ,Todopoderoso y Exaltado'. Y entonces dimos nuestro juramento al Profeta (saw).

El Profeta (saw) solía dar iniciación a toda la gente y los alentaba a tomarla. Bukhari y Muslim narraron en sus libros que Abd Allah ibn Umar (R) dijo, "Cuando juramos al Profeta (saw) oír y obedecer, el Profeta (saw) solía decir, ' Hasta el limite de tu tolerancia '".

 

 Iniciación de mujeres

 

El Profeta (saw) acepto el juramento de lealtad por parte de mujeres en muchas ocasiones.

El Imam Ahmad narro en el Musnad que Salma bint Qays (R) dijo:

Vi al Profeta (saw) junto a muchas otras personas de los Ayudantes. Dimos nuestro juramento que no asociaríamos a nadie con Dios, que no robaríamos, que no cometeríamos adulterio, que no mataríamos a nuestros hijos, que no calumniaríamos y que no desobedeceríamos. Dimos nuestro juramento y nos fuimos.

 

Iniciación de niños

 

Ibn Taymiyya 

El Profeta (saw), según los libros de Nisa'i y Tirmidhi, aceptó el juramento de lealtad de Umaymah bint Ruqiyyah (R). Fue narrado por Tabarani que Izza bint Khayyi (R) dio su alianza al Profeta (saw) cuando aún no tenia 7 años. También narro Tabarani en una tradición autentica que el Profeta (saw) aceptó juramento de lealtad por parte de al- Hasan(A), al -Husayn (A), Abd Allah ibn Abbas (R), y Abd Allah ibn Jafar (R) cuando tenían 7 años de edad.

 

Los Compañeros del Profeta (saw) dieron su juramento a los Califas del Profeta (saw) luego de su fallecimiento. Narran las biografías de los Compañeros que ellos dieron su juramento de lealtad a Abu Bakr as-Siddiq (R), a Umar ibn al- Khattab (R), a Uthman ibn Affan (R), a Ali (A), a Muawiya (R), y a todos los sucesivos Califas , de la misma manera que juramentaron al Profeta (saw).

 

El Profeta (saw) dijo en una Tradición relatada por Abu Dawud y Ahmad, "Aquel que imite a un grupo de gente será uno de ellos".

Por lo tanto, los herederos de los maestros de las ordenes Sufies, especialmente la Orden Naqshbandi Sufi, heredaron la iniciación en cada siglo. Así como era una obligación en la época del Profeta (saw), en el tiempo de los Compañeros, en los tiempos de los sucesores y los sucesores de los sucesores y en los tiempos de los omayas, abasies, seljuks, y los otomanos, así también hoy es una obligación dar nuestro juramento de lealtad a un guía perfecto que nos dirige al Camino de Dios, Todopoderoso y Exaltado. Y que mejor guía que los maestros Sufies que son herederos del Profeta(saw) y herederos de la Divina Presencia ?.

 

El erudito, Abul Hasan Ali Nadwi, dijo (, pagina 253),

Abdul Qadir Gilani, el Gran-Intercesor de las ordenes Sufies, sheik Muhyiddin ibn Arabi , y todos los maestros de la Cadena de Oro Naqshbandi, abrieron la puerta de la iniciación lo más amplio posible, para que cada individuo que tiene una creencia buena y veraz pueda encontrar algo que le sea de valor a él espiritualmente y para que todos renueven su convenio con Dios, Todopoderoso y Exaltado. Estos maestros Sufies de la Cadena de Oro Naqshbandi y todas las ordenes Sufies elevaron a sus seguidores a una estación de veracidad, para que sintieran la responsabilidad de su iniciación y renovaran su fe. 1

 

Por lo tanto vemos que es un factor importante en cada orden Sufi que uno de su juramento de lealtad al sheik para santificarse y elevarse a la Divina Presencia. Estos guías son los revivificadores en cada siglo para conectar nuestros corazones con el corazón del Profeta (saw), quien a su vez conecta nuestro corazón a la Divina Presencia. Estos guías son el faro de luz del Profeta (saw) y la luz de la Divina Presencia. Ellos son los verdaderos ejemplos para que todo el pueblo los siga.

______________

Notas:

1. Abu Hasan Ali Nadwi. Rijal al-fikr wa-s-da wah, p. 253.

Copyright © 2001 Asociación Naqshbandi Haqqani de Argentina.

Todos los derechos reservados.