"Bismilah ar-Rahmani ar-Rahimi" En nombre de Allah el Clemente el Misericordioso.



 

Sobre el ayuno prescrito por la religión y sobre el ayuno espiritual.

  

El ayuno prescrito por (el Din del Islam) la religión es abstenerse de comer y beber y de relaciones sexuales desde el alba hasta el crepúsculo, mientras que el ayuno espiritual consiste, además, en proteger todos nuestros sentidos y pensamientos de todo aquello que no sea legítimo. Si es abandonar todo lo que es inarmónico, tanto internamente como externamente. La más ligera interrupción de esta intención rompe el ayuno. El  ayuno religioso está limitado en el tiempo, mientras que el ayuno espiritual es para siempre y dura lo que dura nuestra vida temporal y la vida eterna. Este es el verdadero ayuno.

 

Nuestro maestro el Profeta, la paz y las bendiciones sean con él, decía: "hay muchos de los que ayunan que  sólo obtienen hambre y sed por sus esfuerzos y ningún otro beneficio". Hay también aquellos que rompen su ayuno cuando comen, y aquellos que ayunan continuamente mucho después de haber comido. Estos son los que mantienen sus sentidos  sus pensamientos y sus manos libres de mal, y sus lenguas libres de herir a los demás. Es para ellos que Allah, elevado sea, prometió: "el ayuno es una acción hecha para Mí beneplácito y Yo soy el que da su recompensa". Acerca de estas dos clases de ayuno el Profeta, la paz y las bendiciones sean con él, dice: "El que ayuna tiene dos satisfacciones. Una es cuando rompe el ayuno al final del día, la otra es cuando el ve."

 

Aquellos que conocen el significado exterior de la región dicen que la primera satisfacción del que ayuna es el placer de comer después de un día de ayuno y el significado de la satisfacción "cuando el ve" es cuando alguien que ha ayunado todo el mes entero de Ramadán de la luna nueva marcando el final del ayuno y principio de las festividades de al-Id al-fitr. 

 

Aquellos que conocen el significado interior del ayuno dicen que la alegría de romper el ayuno es el día cuando el creyente entrará en el paraíso y participará de las alegrías de allí, y el significado de la alegría más grande de ver es cuando el fiel ve la verdad de Allah con el ojo secreto del corazón. 

Más valioso aún si cabe que estos dos ayunos es el ayuno de la verdad, que consiste en prevenir el corazón de adorar cualquier otra cosa que no sea la esencia de Allah. Se realiza volviendo el ojo del corazón ciego a todo lo que existe, incluso a los secretos reinos fuera de este mundo,  excepto el amor de Allah. Puesto que aunque Allah ha creado todo y cada cosa para el hombre, Él ha creado al hombre solamente para Sí mismo. Y Él dice: "El hombre es Mi secreto y Yo soy su secreto" Este secreto es una luz de las divinas luces de Allah, exaltado sea. Éste es el centro del corazón hecho de la materia más refinada.

 

Es el alma que conoce todos los secretos vedados, es la secreta conexión entre la criatura y su creador. Este secreto no ama ni se inclina hacia ninguna otra cosa que Allah.

No hay ninguna otra cosa valiosa que valga la pena desear, ningún otro amante en este mundo ni en el otro, excepto Allah. Si un átomo de cualquier otra cosa que no sea el amor de Allah entra en el corazón, el ayuno de la verdad, el verdadero ayuno, se rompe. Entonces uno tiene que volver a reanudarlo, reviviendo este deseo con la intención de volver a su amor aquí y en el otro mundo, porque Allah dice en el hadith qudsi: "el ayuno es para Mí solamente y solamente Yo doy la recompensa".

   

Las virtudes del ayuno.

Sobre el ayuno, por el Imán Haddad

 

  

Copyright © 2001 Asociación Naqshbandi Haqqani de Argentina.

Todos los derechos reservados.