Bismilahi ar Rahmani ar Rahimi (En nombre de Allah el Clemente el Misericordioso"



 

Abul Hassan cAli ibn Jacfar al-Kharqani kadas.gif (896 bytes)

 

Permítete ser dulzura y deja que la vida sea amargura!
Si estas contento, que importa que los hombres estén enojados.
Permite que todo entre Tu y yo sea campo cultivado,
Entre los mundos y yo deja que todo sea desierto!
Si Tu amor esta asegurado, entonces todo es fácil.
Pues todo en la tierra es tan solo tierra.

  

Anónimo.1

 

Abul Hasan Ali ibn Jafar al-Kharqani fue el principal intercesor de su tiempo y único en su estación. Fue el centro de atención de su pueblo, un océano de conocimiento del cual los santos aun reciben olas de luz y conocimiento espiritual.

El se vació a si mismo de todo excepto la unicidad de Dios, rechazando para si mismo todos los títulos y aspiraciones. No se le conocía como seguidor de ciencia alguna , inclusive ciencia espiritual. El dijo,

No soy un ermitaño. No soy un asceta. No soy un disertante. No soy un sufi. Oh Dios, Tu eres uno y yo soy uno en Tu Unicidad.

Sobre el conocimiento y la practica dijo,

Eruditos y sirvientes en el mundo son numerosos pero no te benefician al menos que estés preocupado en la satisfacción del deseo de Dios, y de la mañana a la noche estas ocupado en realizar las obras que Dios acepta.

Sobre ser Sufi dijo,

El Sufi no es el que siempre carga con la alfombra de la oración ni es el que siempre usa la ropa emparchada, ni es que mantiene ciertas costumbres y apariencias, sino que el Sufi es aquel sobre quien todos enfocan su atención, aunque el se este ocultando a si mismo.

El Sufi es aquel que en el día no necesita el sol, en la noche no necesita la luna. La esencia del Sufismo es absoluta no-existencia, que no tiene necesidad de existencia porque no hay existencia a parte de la existencia de Dios.

Se le pregunto sobre la veracidad y el dijo,

Veracidad es decir lo que tu conciencia te dicta.

Sobre el corazón dijo,

Que es lo mejor, el corazón que siempre recuerda a Dios (dhikr a Allah).

El mejor de los corazones es aquel que no contiene nada sino la presencia de Dios, Todopoderoso y Exaltado.

Hoy se cumplirán 40 años que Dios ha estado mirando mi corazón sin ver mas que si mismo. No he tenido nada en mi corazón y en mi pecho mas que Dios durante 40 años. Mientras mi ego pide agua fría y un trago de lecho, no he permitido que entrase eso durante 40 años para poder controlarlo.

La visión con los ojos de la cabeza no trae felicidad, pero la visión con los ojos del corazón y el secreto que Dios da al alma da esa felicidad.

Sobre Bayazid dijo,

Cuando Abu Yazid dijo, 'Deseo no desear' eso es exactamente el deseo verdadero.

Se le pregunto, " Quien es la persona apropiada para hablar sobre aniquilamiento y subsistencia? El respondió,

Ese conocimiento le pertenece a aquel que cuelga del cielo en un hilo de seda. Y luego viene un tornado y se lleva todos los árboles y casas y montanas y los arroja al océano hasta que el océano se rebalza. Si el tornado no puede mover a aquel que cuelga del hilo de seda, entonces el es el que tiene la autoridad para hablar de aniquilamiento y subsistencia.

En una oportunidad el Sultán Mahmud al-Ghazni visito Abul Hasan y le pregunto su opinión sobre Bayazid al-Bistami . El dijo, " Aquel que sigue a Bayazid será guiado. Quienquiera lo haya visto y sintió amor hacia el en su corazón tendrá un final feliz." Ante esto Sultán Mahmud dijo, " Como es posible esto cuando Abu Jahl vio al Profeta sin embargo no llego a un final feliz sino mas bien termino en la miseria ( espiritual )." Ante esto el respondió, " Esto es porque Abul Jahl no vio al Profeta sino que vio a Muhammad ibn Abd Allah. Si hubiese visto al Mensajero de Dios hubiese salido de la miseria (espiritual) y hubiese sido conducido hacia la felicidad. Así como Dios dijo, ' Los ves mirándote pero sin una visión clara' (7:198)" Continuo con el dicho ya citado, sobre" la visión con los ojos de la cabeza ..."

Otros de sus dichos:

 

Pide para que te manden dificultades, para que aparezcan lagrimas en tus ojos, porque Dios ama a los que lloran (en referencia al consejo del Profeta de llorar mucho).

De cualquier manera que pidas algo a Dios, siempre el Coran es la mejor manera. No pidas a Dios excepto a través del Coran.

El heredero del Profeta es aquel que sigue sus pasos y no pone marcas negras en el libro de sus hechos.

Abul Hasan al-Kharqani falleció un Martes, 10 de Muharram en 425 AH/ 1033 EC. El fue enterrado en Kharqan, una aldea en la ciudad de Bistam en Irán. El transmitió el secreto de la Cadena de Oro a Abu Ali al-Fadl ibn Muhammad al-Farmadi at-Tusi.

 


Notas

1- Citado por Shaykh al-Arabi ad Darqawi, Letters of a Sufi Master, p.23.


 

Copyright © 2001 Asociación Naqshbandi Haqqani de Argentina.

Todos los derechos reservados.